La importancia del ensayo

La importancia del ensayo

La importancia del ensayo

Por Lourdes Invierno

 

Participé en muchos procesos de ensayos, los cuales no todos llegaron al estreno de la obra. En ese lugar de encuentro, en donde no siempre todos se conocen, se unen el cielo y el infierno.

En mi experiencia, el  ensayo es un lugar de autoconocimiento y de aprendizaje. Y no me refiero a lo teatral, solamente. Protegidos por una historia, vestuario, escenografía y música,  vamos sacando capas, profundizando aspectos del personaje y de nosotros mismos.

En esas horas vale todo. Lo que más me sirve siempre en cada ensayo, es proponerme algo distinto, siempre entrar con un objetivo claro a probar. Es fundamental para mí  llegar preparada, y  nunca hacer lo mismo que hice en el ensayo anterior. También es importante arriesgar comportamientos  y confiar en la dirección que es la guía, que es la mirada de afuera ,fundamental  para que exista la obra.

Como el logro  y  la frustración son  emociones que nunca “faltan al ensayo” y que pueden sucederse con una distancia de segundos entre una y otra, siempre  aconsejo salir del ensayo con todo lo que sí funcionó ese día.

Muchas veces me ha pasado que después de meses de estar probando diferentes cosas,  vuelvo a lo que hice en el primer ensayo. Pero todos esos caminos que se transitaron, todo lo que se probó y  lo que se descubrió en ese encuentro con el otro queda dentro nuestro, para  utilizarlo en otros procesos.

Nadie es la misma persona después de un proceso de ensayos.

Lourdes Invierno nació en Mar del Plata. Comenzó sus estudios en la Escuela Municipal de Danzas. Continuó su formación como actriz en la Universidad Nacional con Antonio Mónaco y en el estudio Escena Abierta con Fredy Virgolini. Radicada en Buenos Aires amplia su formación artística en la Escuela de actuación de Agustín Alezzo y completa su perfil escénico con Heidi Steinhardt y Román Podolsky, Ricky Pashkus, Dennis Smith y Ana Frenkel. Actuó en televisión en reconocidas series y unitarios bajo la dirección de Juan José Campanella, Daniel Barone, Marcos Carnevale para Pol-Ka, Telefe, Cris Morena Group entre otros. Trabajó en cine bajo la dirección de Ricardo Piñeyro y protagonizó dos films de Dennis Smith. También participó en importantes series web. Trabajó en teatro y se destacó en Como si pasara un tren de Lorena Romanin, en la obra Urdinarrain de Hernán Morán, La Verdadera Felicidad de su autoria, La Sistea de los Pájaros y  Sueño con cebollas de Natalia Casielles, entre otras.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.