Microteatro: Se estrena Pobre Tonta

Microteatro: Se estrena Pobre Tonta

Microteatro: Se estrena Pobre Tonta

Un nuevo ciclo de Microteatro: Volver a empezar.
Por Lucas Lagré

Autor y director de Pobre Tonta

 

Pobre tonta es la historia de una actriz de telenovela desempleada que se llama Carla que, de alguna manera, fuerza a su mucama a que la ayude a planear su regreso al mundo televisivo. En verdad, es una actriz que vive en un estado de delirio constante, que piensa que todavía puede volver, pero lo cierto es que ya se le pasó su cuarto de hora y, justamente, la obra juega con ese doble código: la obra es que es una comedia, pero, por otro lado, también tiene este lugar más dramático y hostil que surge de ver a dos mujeres que en el fondo están muy solas y que se hacen compañía soñando con la posibilidad de tener una vida mejor que ninguna de las dos tiene.  A mí eso me conmueve mucho de la obra.

Me interesa, justamente, producir en el espectador las dos cosas: risa y, al mismo tiempo, en algunos momentos, un lugar de reflexión y de empatía más fuerte. Esto tiene mucho que ver con la obra de Chejov -con La Gaviota en  particular- que es un poco lo que yo retomé para escribir Pobre tonta.  Sobre todo, el personaje de Nina en La Gaviota, que también es una actriz que cree que puede convertirse en una actriz reconocida. Me interesa mucho ese lugar emotivo, el lugar de la vuelta.  Y justo este mes, en febrero, en Microteatro, el tema es “Volver a empezar”. Por eso me parecía que la propuesta daba muy bien, que entraba justo para la temática del mes, y por eso lo presenté.

Microteatro

La propuesta de Microteatro (que es un formato que viene del exterior y que se está haciendo en muchos países) consiste en obras de 15 minutos, que se dan en paralelo varias veces por noche, mientras hay un bar muy hermoso donde la gente puede tomar algo, consumir, subir a ver  la obra con aquello que se pidió. Es un ambiente muy ameno que te invita a quedarte a ver más obras.

El desafío de Microteatro es que justamente tienen que ser “obras”. No pueden ser escenas de otras obras o un sketch, sino una obra de 15 minutos que funcione de forma autónoma.  Ahí debe estar todo: una introducción, un conflicto, un desenlace.

También, tiene que ser clara y directa. Por otro lado, si bien forma parte del circuito alternativo, muchos de los espectadores que se acercan a Microteatro, suelen ser del teatro comercial. Entonces, también hay ahí otro desafío para los hacedores: construir un material que sea legible para un público que, en general, no concurre a las salas de corte independiente, pero sin renunciar a las propuestas estéticas y las búsquedas personales que cada uno viene desarrollando. Yo creo que el desafío mayor, y es lo que a mí me entusiasma de estar en Microteatro, es justamente eso: la posibilidad de, sin abandonar mi búsqueda como director y como dramaturgo, acercar un material diferente al que yo hago en el circuito independiente, que pueda ser leído, disfrutado por un público distinto.

Las actrices de Pobre Tonta

Otra cuestión interesante que tiene trabajar en Microteatro es la brevedad del proceso creativo. No solo la obra dura 15 minutos, sino que como son 15 minutos, justamente, uno tiende a ensayar menos y a hacer todo más rápido. Eso también es muy interesante, porque hay mucha adrenalina. Uno en general empieza a trabajar un mes antes, más o menos, con algunas cosas ya diseñadas. Entonces, es muy veloz el proceso. También, como director, te pone en un lugar en el hay que pensar muchas cosas con anticipación y ser muy claro con los actores, en mi caso, con las actrices. Por suerte son dos actrices con una trayectoria muy grande en teatro y, sobretodo, en televisión.

A mí me interesaba que las actrices sean reconocidas, sobre todo, por su trabajo en televisión, ya que la obra habla justamente de eso: de una actriz de televisión que quiere volver al medio.  Me parece que había algo del código que podía ser divertido. La verdad es que encontré en Silvina Acosta y Graciala Tenenbaum dos actrices increíbles, que vienen a los ensayos con muchísima disponibilidad, con la letra sabida, con ideas, con vestuario. Es un placer muy grande.  Yo las conocía de ver su trabajo, pero no personalmente, y estamos disfrutando mucho del proceso porque son dos actrices que se prestan al juego, que se entregan a la propuesta.

Como director, uno agradece mucho cuando hay ese nivel de disponibilidad en los actores porque, en el fondo, se trata de eso, de construir algo entre todos para ese otro, para el espectador. Y para mí es muy importante tener en cuenta siempre a ese otro, y poner la carne al asador, es decir, poner todo lo que hay que poner en ese momento y hacerlo con honestidad.  Son dos actrices que son muy honestas.

La brevedad en Microteatro hace que uno tenga que ponerse en un lugar de mucha claridad y de mucha resolución. Como no hay mucho tiempo de prueba hay que ser muy efectivo en lo que se prueba y muy claro en lo que se pide.


Pobre Tonta 

Dramaturgia y Dirección: Lucas Lagré

Actúan: Silvina Acosta y Graciela Tenenbaum

Asistencia de Dirección: Alejandro Ojeda.

Maquillaje: Mauricio Camilo

Funciones:

Miércoles a domingos de febrero

21.05, 21.35

22.05, 22.35

Microteatro: Serrano 1139

Más información:

 https://www.facebook.com/pobretontamicroteatro

Home

 

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.