Lo que fueron los Seminarios de Verano!

Lo que fueron los Seminarios de Verano!

Lo que fueron los Seminarios de Verano!

Fue un verano intenso en la historia de Pánico Escénico. Primera vez con tres seminarios en simultáneo que juntaron a más de 60 personas dispuestas a salir de su zona de confort y buscar nuevos desafíos para pasar a un siguiente nivel.

Con nuestra propuesta de enfrentar al público en 8 semanas, atravesamos miedos y alegrías, y nos encontramos con tres grupos unidos, llenos de empatía y compromiso. Los resultados fueron impresionantes.

Por un lado tuvimos dos grupos de principiantes (Miércoles y Sábados) y por otro, por primera vez, un segundo nivel. Redoblamos el desafío: la propuesta ahora fue enfrentar al público en 8 semanas estando solos en escena. Fue emocionante ver tanto crecimiento.

Las 3 muestras con tres salas llenas de aplausos y una energía que superó todas las expectativas.

Queremos compartirles parte de lo que fue.

PH @noy.fotos

YO NO FUI

Seminario Segundo Nivel: Martes.

Nos sumergimos en una penitenciaría desopilante. Nos imaginamos diferentes espacios que compartían estos 13 presos y donde cada uno contaba sus historias, y cómo había llegado allí. El patrón en común era que todos declaraban ser inocentes. Finalmente terminaban abrazados cantando una melosa canción.

MISTERIOS SIN RESOLVER: EL ASESINATO DEL FALSO DARÍN.

Seminario para Principiantes: Miércoles.

En este programa de televisión clase B, se abre la investigación sobre el crimen de una persona que decía llamarse Ricardo Darín. Van recorriendo las pistas con todos los sospechosos: fans del verdadero Ricardo Darín, su peluquero que fue decapitado, unos mellizos separados al nacer por este mismo farsante y su primo y su pareja, conocidos por envenenar personas con helado. Finalmente un cuadro que habla y que dice la verdad, cuenta de su enfrentamiento con el falso Chayanne. Terminan, como de costumbre, todos bailando.

LOS 4 ACUERDOS

Seminario para principiantes: Sábado.

Una empleada de una Compañía que cumple deseos, es despedida por mal desempeño de su trabajo y por violar los cuatro acuerdos que firmó al ingresar en ella: 1-No pondrás en peligro la vida humana, 2-No favorecerás la competencia desleal 3-No jugarás a dos puntas en el cumplimiento del deber, 4-No cumplirás tus propios deseos. Finalmente ella descubre que desde sus comienzos, en el Medioevo, la compañía de deseos violó esos acuerdos. Y tanto el jefe como la empleada despedida se preguntan cómo sería poder tener sus propios deseos. Entonces el jefe le pide que lo libere y terminan quemando y bailando alrededor del fuego de esta compañía de deseos.